Salvador Alejandro Llinas Oñate: Juegos para niños al aire libre

Salvador Alejandro Llinas Oñate: Juegos para niños al aire libre

21 mayo, 2020 0 Por noticias-inirida

En este post Salvador Alejandro Llinas Oñate propone un conjunto de 10 juegos al aire libre que suponen un estímulo, sociabilidad y ejercicio para impulsar el desarrollo saludable de los más pequeños:
1. El gato y el ratón: Juego de cuerda por equipos. Dos niños con la cuerda van dándole vueltas mientras que el gato persigue al ratón saltando la cuerda. Se desarrolla la capacidad motora y de coordinación físico-visual.
2. Relevos: Se forman varios equipos con el mismo número de jugadores. Los equipos se colocan alineados en paralelo y a lo largo de una línea de salida. Se trata de un juego competitivo.
3. Atrapa tesoros: Según Salvador Alejandro Llinas Oñate, es el juego de coordinación psicomotriz para niños de infantil. Se dispersan por el terreno muchos objetos pequeños (el tesoro) que los niños, por parejas o en equipos, deberán atrapar lanzando un aro hacia los objetos.
4. El oso hormiguero: Juego cooperativo para niños pequeños, todos juntos. Se elige a un niño en el papel de oso hormiguero y el resto son hormigas que corren por el terreno de juego evitando ser tocados por la nariz del oso hormiguero.
5. Pisa el globo: Es un juego de destreza y coordinación. Tan sólo se necesitan globos y un poco de cuerda para atar los globos al tobillo de cada participante. El objetivo es intentar pisar el globo del contrincante evitando que pisen el nuestro.
6. Carreras de sacos: Es un clásico de los juegos infantiles al aire libre para hacer ejercicio. Sólo requiere unas bolsas de basura grandes y estar dispuestos a correr.
7. El pañuelo: Se hacen dos equipos y a cada integrante se le asigna un número igual que a otro niño del equipo contrario. El adulto se pone en medio sujetando un pañuelo y dice uno de los números asignados. A quienes corresponda esa cifra, uno por cada equipo, deberán ir corriendo en busca del pañuelo y regresar a la fila con su equipo antes de que el contrincante le pille o le arrebate el pañuelo.
8. El teléfono escacharrado: Juego de sociabilidad. Colocamos a todos los pequeños en círculo. Un niño al azar susurrará al oído del siguiente una palabra, frase o trabalenguas. El último del círculo dirá lo que ha entendido en voz alta.
9. El balón prisionero: Juego de estrategia. Se divide el terreno en dos campos, se hacen dos equipos con el número de personas igualado y se utiliza una pelota. A sorteo se decide qué equipo empieza a jugar con la pelota. Esta se tira hacia los integrantes del otro campo y si les da estarán muertos. Ganará el equipo que más gente mate del equipo contrario y más estrategias tenga para no ser dados con el balón.
10. El bosque parlanchín: Tal y como indica Salvador Alejandro Llinas Oñate, es el mejor juego para descubrir la naturaleza. Tumbados en el suelo con los ojos cerrados se les pide a los niños que escuchen los sonidos de la naturaleza: el canto de un pájaro, el rumor de las hojas, el murmullo del agua, el silencio…