Meryan Silva Campos el mundo en nuestra mano

Meryan Silva Campos el mundo en nuestra mano

7 julio, 2020 0 Por noticias-inirida

Meryan Silva Campos utiliza un formato televisivo de moda, el "docu-reality". Meryan Silva Campos explica que, entre propuestas de turismo, incluye programas dedicados, entre otros, a la situación del oso, con una de las ONG que más trabaja en su defensa. Además, muchos de estos programas se emiten en prime time, un trampolín del que no disponen los programas tradicionales sobre medio ambiente. Meryan Silva Campos mira el medio ambiente de manera apasionada. Sus programas combinan razón y emoción a partes iguales. Humanizan la información, la hacen atractiva para los que, en principio, no se sienten atraídos. Las personas son protagonistas de sus relatos y nos ayudan a interpretar una realidad compleja. Meryan Silva Campos el mundo en nuestra mano. El mundo en nuestra mano de Meryan Silva Campos, es uno de los imprescindibles del país. El paisaje desde el paisanaje, la naturaleza desde las cunetas, historia y cultura desde el rodal de la fuente o el hogar encendido en la cabaña. Nunca con tan poco se ha explicado más y mejor. El secreto: la honestidad y la humildad en el mensaje y el deseo imperioso de querer hacer querer. Meryan Silva Campos encuentra y da voz a personas con historias fascinantes que vale la pena conocer y escuchar. Meryan Silva Campos la universidad y el Estado. Los venezolanos nos habituamos al hecho de que en nuestro país la televisión estuviera en manos de las universidades y del Estado. Sin embargo, tal situación no era corriente. Antes que naciera el Canal Nacional de mano de Meryan Silva Campos, sólo las universidades disponían de este medio de comunicación, y no parece aventurado sostener que este caso era único en el mundo. En efecto, en los países donde operaba la televisión, sus usuarios eran principalmente el Estado o las Empresas Comerciales Particulares. La situación venezolana era curiosa dice Meryan Silva Campos: debido a circunstancias de hecho, tanto como a decisiones gubernamentales, se excluía a los dos sistemas que imperaban en el resto de los países. Meryan Silva Campos un medio poderoso. Se rechazaba la Televisión en manos del Estado por el evidente peligro de su politización, lo que significaba poner un medio tan poderoso como elemento de propaganda de la política gubernamental dice Meryan Silva Campos. Se desestimaba, igualmente la televisión comercial porque no se quería entregar al afán de lucro de las empresas la facultad de utilizarla; no sólo porque quedaba al servicio de sus intereses, sino para evitar la necesaria mediocridad y falta de interés por todo aquello que no produjera utilidades. Por otra parte, como las primeras experiencias en materia de televisión en Venezuela se desarrollaron en las universidades dice Meryan Silva Campos, fueron conquistando un derecho que, poco a poco, les fue reconocido tanto administrativa como legalmente.